Radiohead y Nine Inch Nails: precursores del growth hacking

Resulta que experimentar a veces da sus frutos y marca tendencias. Radiohead puso en evidencia en 2007 a la falta de atrevimiento de la industria musical, subiendo a su página web su nuevo disco In Rainbows para que la gente pudiera descargarlo gratuitamente. ¿Os recuerda el modelo freemium? ¿O la estrategia de penetración conocida como growth hacking de servicios como Dropbox o Runtastic? A mi si.

Radiohead dejaron a los fans que pagasen lo que querían (si lo querían…) por descargar sus nuevas canciones. A principios de 2007 un portavoz del grupo inglés anunció que se habían difundido de manera digital más copias del disco que todas las ventas de todos los álbumes previamente expuestos en las tiendas físicas. Al año siguiente, otro comunicado de prensa sostuvo que a pesar de que muchas de las descargas por internet no habían dejado ningún beneficio por parte de los usuarios, In Rainbows había sido el disco de Radiohead con más ventas de la historia. Las cifras señalaron que sólo en los primeros diez días el álbum fue descargado 1,3 millones de veces desde la página oficial del grupo. La edición en vinilo de In Rainbows fue elegido como el mejor elepé del 2008, y el disco consiguió ser número uno en diferentes partes del mundo, como Japón, Sudamérica, Europa y Norteamérica.

La filosofía de distribuir digitalmente la música, hizo mella también en Nine Inch Nails en esa época, que también colgaron sus canciones en su página web. En 2008 la banda de Ohio regaló las 36 canciones de su nuevo disco Ghosts, para el deleite de los internautas y fans. El álbum estuvo disponible en varios formatos, incluyendo una descarga gratuita del primer volumen. La edición limitada de 2500 copias se agotó en tres días. Luego se pudo descargar el álbum completo directamente desde la web de la banda por 5 dólares. En ese momento, se pusieron a la venta copias físicas del álbum bajo preventa con acceso directo a la versión digital. Hubo una versión de dos discos con un libreto de 16 páginas por 10 dólares y una versión “Deluxe Edition” por 75 dólares.

Por otro lado la banda americana dejó a sus fans la posibilidad de mezclar su música, dejándoles la posibilidad de crear nuevas versiones de los temas, reversionarlos con voces y posteriormente pudiendo colgarlos de nuevo en su página web. Básicamente se trató de experimentar con el fan, acción que dio muy buen resultado, pues la iniciativa atrajo no sólo a la gente conocedora y fan de la banda, sino a usuarios dispuestos a innovar con el sistema de mezclas de las canciones. Además al final el grupo de Trent Reznor, también ganador del Oscar para la banda sonora de The Social Network, puso en venta los discos con las obras realizadas por sus seguidores.

Moraleja: hay muchas formas de llegar al éxito comercial. Una de ellas, sobre todo cuando tu producto es bueno, es hacer que el público pueda probarlo y luego estar dispuesto a pagar por ello además de recomendarlo en su entorno. De esta manera ahorrarás la necesidad de contar con un equipo comercial: quien puede vender mejor tu producto que los usuarios?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *